Comadrona en la Ciuidad de Guatemala

Una familia en frente de la clinica.

Centro De Parto Natural
Mientras que las parteras mayas o comadronas son comunes en el campo de Guatemala, la búsqueda de una partera que hable inglés en Guatemala puede ser difícil. Lo mejor que podemos decir es que encontramos a la única partera entrenada en Estados Unidos, de habla inglés en la ciudad de Guatemala cuando encontramos a Hannah Friewald en el Centro de Parto Natural, donde se especializa en los nacimientos en agua y tiene uno de los pocos, si no el único, centro de nacimiento en agua en toda América Central.

Historia de Hannah
Hannah es de Alemania, donde los partos en casa son la norma. Se ha rodeado de eso toda su vida y también habla perfectamente el inglés. Se formó en los Estados Unidos a través de la Maternidad La Luz en El Paso, Texas, y también está certificada en Guatemala (que puede ser una cosa importante si su seguro médico internacional sólo ofrece cobertura para la atención médica certificada).
Hannah ha trabajado como matrona desde hace años y ha asistido a unos 1.400 nacimientos a partir de mayo del 2011. Ella dijo que nunca ha perdido un bebé, e incluso habló de un par de bebés de nalgas que ha dado a luz y algunos bebés VBAC (Nacimiento Vaginal Después de la Cesárea) que tambien ha dado a luz, junto con un par de situaciones de emergencia. Ella ha dio a luz a bebés de los embajadores de un par de diferentes países de Europa, aquí en Guatemala y parece tener un horario lleno.
Nos quedamos muy contentos con el cuidado que nos dio a nosotros durante el parto de nuestro primer hijo. Ella se ocupó de nuestro parto de 31 horas con un enfoque profesional y atento que nos ayudó a tener la experiencia de parto que siempre quisimos. Sin duda, nos volveremos con Hannah cuando tengamos la oportunidad.
Si bien centramos esta entrada de blog en la clínica privada Centro de Parto Natural Hannah, Hannah también tiene una clínica pública en la que ayuda a las mujeres guatemaltecas con su parto (a una tasa inferior a la clínica privada).

Highlights info row image
4145-6060
2308-4959
502-5709-2308

Situado en una comunidad cerrada en la zona 13 en la misma calle desde el Aeropuerto Internacional de Ciudad de Guatemala, la clínica del parto tiene una sensación muy hogareña. Usted entra a la casa a través de un colorido jardín. La puerta de madera suele estar abierta y conduce a una sala de estar con sofás y un área de escritorio/oficina.
Nuestro primer encuentro con Hannah fue en la sala de estar. Era muy fácil llegar a conocerla y nos hizo sentir cómodo y en casa. Nos gustó cómo todo el lugar no parecía clínica, pero como un hogar.

Además de la cocina, sala de estar y tres baños, hay dos salas de parto y una habitación en la clínica. Las salas de parto tienen cada uno una piscina de parto, así como una cama decorada como si estuviera en casa.

Habitacion de Parto con Piscina de Parto

También hay otras opciones disponibles para las mamás que no están listos para la piscina de parto o deciden tener a sus bebés fuera del agua. Hannah tiene un lazo de tela gruesa que cuelga del techo de cada sala de partos donde las madres pueden inclinarse o mantenerse, para ponerse en cuclillas durante las contracciones. Ella también tiene una pelota de parto y taburete de nacimiento en mano.
Para mi esposa una de las grandes ventajas de la clínica era la libertad que tenía de moverse. Ella caminaba por los pasillos y no se limitaba a una cama o incluso en una habitación. Hannah era muy servicial. Incluso fuimos andando por las calles de la comunidad residencial privada durante todo el proceso de parto.

El jardín de la Clínica
En la clínica puedes tener a quien quieras contigo. La mayoría de los hospitales públicos en Guatemala restringen quién puede estar contigo durante el parto y los esposos a menudo no están permitidos en la sala de partos. Este no es el caso en la clínica de Hannah.
Es solo un comentario, pero el Centro De Parto Natural está a sólo unas pocas casas en la cuadra de varios hostales que ofrecen buenos precios, si usted no vive en la ciudad y necesitan un lugar para quedarse en la espera del bebé o si está de visita para una cita con Hannah.
Después del nacimiento, una cama de matrimonio y cuna están disponibles para la pareja para relajarse y descansar un poco con su bebé a su lado.

Nuestra Historia

Dormitorio de Recuperación
Tuvimos una experiencia única con nuestro nacimiento, porque las cosas no van tan rápido como esperábamos. Mi esposa estuvo en trabajo de parto durante 31 horas … 18 horas en la clínica. A pesar de que las cosas se alentaron para nosotros, Hannah y su equipo manejó el nacimiento de toda maravilla y le dio a mi esposa, la experiencia de parto natural que siempre quiso. Terminamos con un bebé sano y la mamá sana y feliz. Usted puede leer la versión completa de nuestra experiencia del nacimiento aquí.
Pagamos 13.000 quetzales (un poco más de 1700 dólares EE.UU.) por el paquete de nacimiento de nuestro hijo. Valió la pena cada quetzal que pagamos.
Después del nacimiento tuvimos varias reuniones de seguimiento con Hannah. Ella era genial, respondió a todas nuestras preguntas y nos proporciono la información que necesitábamos para el papeleo de nuestro bebé.

Otras recomendaciones
Haga clic en este enlace para leer el blog de Desafio de Hannah la Matrona para saber acerca de las experiencias de parto de otras mujeres.
Una compañera misionera que utilizo a Hannah para su nacimiento, dijo que había planeado para tener un parto natural con un médico local, pero pronto se dio cuenta que ella no sería capaz de tener el parto natural que estaba buscando. (En Guatemala, los hospitales privados de la ciudad tienen un 80% de tasa de cesáreas!)
Ella nos recomendó a Hannah y ya está haciendo planes para tener su segundo nacimiento con Hannah. A ella le gustó la ubicación de la clínica de Hannah: sólo a 7 minutos del Hospital Roosevelt, que al parecer tiene la mejor Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales en el país. También recomendó a Hannah porque ella trabaja en estrecha colaboración con un obstetra / ginecólogo y puede ayudarle a conectarse con este médico en caso de necesitar a un ginecólogo en una situación de no-emergencia (por ejemplo, la falta de progreso). Ella también nos dio el nombre y numero de este médico en nuestra primera visita para que podamos llamarlo con cualquier pregunta que tuviéramos sobre Hannah o lo que sea.

Nuestro amigo también le gustaba Hannah debido a su personalidad y la forma en que maneja las cosas. Ella describió a Hannah por tener un “muy limpio, cómodo y tranquilo centro de partos”, y creo que, si bien es un negocio, en realidad tambien tiene un corazón para servir a la gente de aquí. Ella ofrece clases de Lamaze, entre otras cosas, durante todo el embarazo, y siempre fue muy abierta acerca de cualquier pregunta que tuviéramos, incluso si la respuesta era diferente a la que queríamos escuchar.

—————————–

This story was translated from the English version by mrstoryteller7 on Fiverr.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *